Periodismo para el ciudadano

Con 27 años de edad, Pau Llop es – junto a Christian González – responsable de la red social de periodismo ciudadano Bottup y periodista de la empresa Nxtmdia.

Bottup se ha creado con la finalidad de ser una página web de servicio periodístico centrada en convertir la información amateur en información profesional. Esta compañía funciona en base a ser una SL mientras trabajan para otros clientes haciendo consultoría – ganando, de esta forma, los beneficios que permiten sacar a Bottup adelante. Llop afirma que llevan 3 años trabajando así debido en parte a la falta de subvenciones; no obstante al cabo del tiempo han logrado apoyos como el de Ashoka – una organización mundial que actúa en apoyo y beneficio de emprendedores sociales – que ha permitido a este proyecto salir adelante.

Con la toda la ilusión puesta en este proyecto, en estos momentos su mayor esfuerzo se centra en buscar un modelo de negocio que les permita sobrevivir como entidad profesional sin requerir trabajos o servicios a terceros.

A lo largo de su conferencia del pasado miércoles, Pau Llop trató sobre algunos de los temas más importantes, e incluso preocupantes, para las nuevas generaciones de periodistas.

Sobre el conflictivo tema del Periodismo Ciudadano, el responsable de Bottup declaró que considera que a veces se tiene un concepto equivocado del término cuando en realidad significa que los periodistas profesionales trabajen para el ciudadano. Esto difiere sustancialmente de los “experimentos” en los que se pide al ciudadano que mande cualquier contenido propio de forma gratuita.

Otro tema en el que insistió Llop fue la neutralidad de la red, único elemento que garantiza la libertad en internet de todos los usuarios y que, sin embargo, ahora peligra bajo las garras de múltiples intereses económicos.

Tras las declaraciones hechas por Telefónica sobre sus  pretensiones de cobrar a los buscadores, por ejemplo Google, por hacer uso de sus infraestructuras, ha empezado a correr la preocupación por la posibilidad de que se incluyan “peajes” hacia la creación de nuevas webs de contenido. Esto podría ser el detonante de varias consecuencias: o bien se convierte internet en una industria de servicio unidireccional, o bien Google y otros grandes nombres optarán por abandonar a España a su suerte.

En línea con esta restricción de libertades, también se repasó la Ley de Derechos de Autor y la Propiedad Intelectual en internet, mediante la que se puede clausurar cualquier página web si es denunciada por vulnerar una autoría. Esta Ley, pese a su razón de ser, juega con la baza de la censura al gusto del interesado – una herramienta peligrosa cuando se habla de un terreno tan amplio y libre como es internet.

Sin embargo, no todo fueron nubes negras sobre el paisaje. Volviendo al tema original, Llop comentó el nuevo modelo de negocio sobre el que se sostiene Bottup: una economía más pequeña, más factible y más cercana que permita que los periodistas puedan desarrollar su actividad sin más preocupación que hacer un buen trabajo.

Después de aproximadamente una hora de conferencia, Pau quiso rematar su discurso con una premonición sobre el futuro de la prensa escrita. Habló de periódicos más pequeños, opinativos y dinámicos, que aporten algo distinto a internet y que se especialicen. Huyendo de entrar en el eterno debate al respecto de si desaparecerá o no la prensa escrita, lo que sí aseveró Pau es que, definitivamente, algo cambiará y este cambio empezará por las redacciones periodísticas del presente.

Comparando la BBC con las televisiones Españolas

Siguiendo las directrices del libro de estilo de la BBC y atendiendo a los valores editoriales que presenta la cadena podemos evaluar de la siguiente forma a las televisiones españolas:

 

Televisión Española

 Un modelo de televisión que se intenta acerca día tras día a la BBC, de hecho, la cadena británica es el espejo donde el consejo de administración de la televisión pública quiere mirarse, aunque es cierto que falta dinero. Cumplen casi con todos los valores que se citan excepto con la independencia, pues como sabemos el máximo órgano directivo de la cadena está controlado por el parlamento, además de ponderado según el número de representante de cada grupo político.

Canal 9

Es un ente público, pero más que esto parece una cadena de propaganda del gobierno valenciano. Día tras día sus contenidos (sobre todo en los informativos) no respetan el pluralismo y la independencia y la diversidad de opiniones son nulas. Una televisión que más que ejercer de servicio público, es el canal propagandístico del Partido Popular Valenciano.

TV3

La televisión catalana tiene un modelo de defensa del catalán muy duro. Toda la programación, incluso los anuncios se emite en catalán. A pasar de esto es una televisión muy parecida a TVE, aunque apuesta mucho más por el humor y tiene una mayor dependencia con respecto a los poderes públicos.

Cuatro

La televisión del grupo PRISA es como todo el grupo, una televisión que generalmente se asocia a una determinada ideología, aunque es cierto que da voz en todo momento a las distintas ideologías. Protege a los más vulnerables y realiza reportajes de envergadura e interesantes para la opinión pública, aunque en ocasiones sobre pase los límites de la intimidad.

Antena 3

Seguramente, la televisión con la línea editorial menos marcada de todas las televisiones españolas. Los informativos fijan una gran parte de su contenido a los sucesos, así como ferias y evento que se dan a lo largo y ancho de la geografía española. Al igual que luego desarrollaremos con Telecinco, sus programas del corazón y otros muchos que atentan contra la intimidad de las personas la desacreditan

Telecinco

Televisión del imperio Berlusconi tiene un claro sesgo político hacia la derecha. Sus informativos son un constante acoso al gobierno actual, aunque si les concede la palabra y la oportunidad de explicación. Es la televisión española que  más horas semanales y diarias dedica a los programas del corazón o de prensa social. Su modo de vida es la espectacularización de todos los contenidos que se emiten. A pesar de todo es la televisión privada con mayor audiencia.

La Sexta

Televisión muy centrada en los programas de entretenimiento, en las series televisivas,  en el humor y en el deporte. En cuanto a lo que hace referencia a sus informativos, tienen un claro sesgo hacia la izquierda, así como una lucha constante por apoyar al gobierno actual. Tienen una guerra abierta contra el resto de cadenas de televisión  y contra la prensa rosa ya que usan el humor y la sátira para agredir al resto en sus programas amarillistas

Codicias de poder

 Javier Orive durante su charla-coloquio/ E. Rubio-A. Ramírez

La de Javier Orive es una situación no muy cómoda. Periodista de raza y talento, ostenta la responsabilidad de ser Jefe de Deportes de Radio Murcia Cadena SER. Dirige Ser deportivos Región de Murcia, al mismo tiempo que es el delegado de AS en esa misma comunidad.  Un empleado de PRISA por antonomasia, pero crítico —y autocrítico— con todo aquello que acontece al sector empresarial del periodismo español, en el que su grupo editorial tiene mucho que lamentar y lamentarse. Sigue leyendo